Todos queremos disponer de más tiempo, pero vamos a ser serios porque el tiempo es el que hay, ni más ni menos, como bien dice la canción… tal cual.

Si quieres disfrutar más rato de tu tiempo libre habiendo cumplido tus expectativas en el trabajo ya sabes, ¡a tomar nota y organizarse un poco!

Muchos de nosotros somos emprendedores o autónomos, con lo cual los temas de productividad nos encantan, todo lo que sea hacer más en menos tiempo nos entusiasma más que un niño con bambas nuevas.

“Nuestro tiempo en parte nos lo roban, en parte nos lo quitan, y el que nos queda, lo perdemos sin darnos cuenta” Séneca, año 55 d.C.

Además, ya no sólo se trata de hacer más sino de ser más productivo, de hacer lo que genera negocio rapidito, es decir, conseguir los objetivos asap , eso es importante.

Esto se debe a que muchos sabemos demasiado bien qué es hacer mucho trabajo y que todo ello no te lleve realmente a ningún sitio, buen sí a tener mayor confusión, así que por lo tanto lo principal sería tener marcados unos objetivos muy claros.

1. Claridad de objetivos

Establecer qué es lo que queremos establecer, cuándo y cómo parece que es algo muy fácil y de ir por casa, pero muchas veces se nos pasa por alto por su simplicidad.

Los objetivos que deseamos conseguir debemos analizarlos y luego desmenuzarlos para crear miniobjetivos. Estos pequeños objetivos nos darán claridad en el camino a medida que los alcanzamos y además nos darán una gran motivación para continuar.

Si por ejemplo pensamos que queremos aumentar nuestros ingresos pasivos en nuestro negocio online y decidimos crear un ebook para comercializarlo en nuestra web, si ya tenemos clara estrategia de venta, lo primero que podríamos pensar es en el objetivo de crear el ebook.

Dentro de este objetivo de creación del ebook podríamos establecer 3 miniobjetivos, los cuales podrían ser:
-Escoger temática del ebook. Realizar un estudio de necesidad o puntos de dolor de mi público objetivo, realiza un estudio de mercado a ver qué escribe la competencia, recopilar información sobre la temática, etc…

-Escribir el ebook. Establecer las partes del ebook, el índice, las páginas que va a contener, las fotos, si vamos a incluir otra información comercial al final del ebook, etc.

-Editar el ebook. Escoger una plantilla, la tipografía, el formato, la portada, maquetaro, etc.
Como vemos, el crear un ebook puede tener muchas pequeñas acciones que pueden convertirse a su vez en objetivos diarios e incluso semanales, todo depende del deadline que te quieras marcar.

2. Creación de listas, sí como la de la compra

La creación de listas es una de mis tareas favoritas, I just love it!

La verdad es que tengo listas para todo, listas de tareas diarias, listas por clientes, listas por objetivos, listas de música, listas para limpiar y ordenar mi chatarra online, y también diferentes listas de la compra 😉

Las listas te aseguran que no tengas que acordarte de nada y que esté todo controlado, bueno sí, tienes que acordarte de mirarlas claro y de apuntar tus cosas en ellas, pero fuera de eso solo te tendrás que centrar en vivir!!!! A que mola, eh…

En serio, una vez que tengas apuntado lo que tienes que hacer cada día es mucho más fácil, no tienes ni que pensar, sólo hacer lo que dice la lista.

Por último, te aconsejo que antes de que se acabe el día repases la lista que tienes para el día siguiente, ya que la habrás ido rellenando con los días y echarle un vistazo para ordenarla siempre va bien.

3. Identifica las 3 tareas importantes que te harán dormir como una reina

Dentro de las listas además apunto y selecciono 3 tareas importantes, las 3 más relevantes que marcarán la diferencia de ese día.

Una vez tengas identificadas estas 3 tareas, que además verás que están muy relacionadas con tus objetivos, es bueno que les pongas una prioridad, ya que una vez finalizada la primera verás cómo te vas sintiendo bien contigo mismo, el día toma otro color.

La verdad es que no hay nada como empezar tu día sintiéndote superproductivo, alcanzando esos tres “objetivos” del día y después ya te puedes poner con las tareas más rutinarias que debes realizar, ya puedes dormir como una reinona.

Piensa en tu mindset, si empiezas el día haciendo esas tareas “muchas veces tocho” pero que marcan la diferencia, el resto del día irá como la seda y estarás supermotivada, el día empezará alcanzando tu éxito! Todo un Wow señores…

4. Que la tecnología trabaje para ti, ¿vas en coche o en carro a trabajar?

Para empezar, espero que vayas en bicicleta al trabajo, es saludable, te espabilarás, llegarás llena de energía, es sostenible con el medioambiente y no te desesperas con los atascos. Es el medio ideal si las distancias te lo permiten.

• Calendar Online
Para empezar, aunque es muy básico hay mucha gente que todavía se resiste… Google Calendar o similar, ¡por favor! Allá donde vayas tu agenda va contigo siempre, es así de sencillo, el no hacerlo es complicarse ya la vida.

Acostúmbrate a poner todas las citas, deadlines, llamadas a realizar y gestiones importantes con aviso para que no se te olvide. Además, puedes crear calendarios y compartirlos con otras personas, así nada se escapa y no tienes que andar recordando…

Ahora me he acordado que justo el otro día con una amiga decíamos “ recuérdame…..” y nos reíamos, las dos andamos muy sobradas de memoria así que una contestó: apúntatelo en Calendar guapa, que quién me recuerda a mí que te lo tengo que recordar, eh Dori? Por cierto, de qué estábamos hablando…?

• Procesa tu correo electrónico.
Sobre este tema tienes mucha información en Google, pero por si no lo sabes te avanzo algunos puntos.

El primero, no abras tu correo hasta que no aguantes más, ¿podrás aguantar la tentación hasta el mediodía? Ja ja ja, es muy duro al principio pero lo superarás…

Fíjate un par de veces al día para revisar el correo. De esta forma podrás dar prioridad a tus tareas importantes y nadie te arrastrará con sus prisas y urgencias para salvar al mundo de un ataque terrorista o alienígena, que para eso ya tenemos Sigourney Weaver y Bruce Willis.

Además, el ir a ver si me ha entrado un mensaje de correo es uno de los deportes favoritos de la distracción, y ya ni hablar de los notificadores, un festival imparable que devora la productividad.

En el correo electrónico puedes crear carpetas para ordenar la información y además puedes crear reglas y filtros para que cuando entren se desplacen directamente a esas carpetas correspondientes, ya que no los verás en tu inbox.

También cuando eches un vistazo a tu correo es aconsejable que los puntúes, de mayor a menos importancia o los metas en 3 carpetas diferentes según su importancia o hay que hacer una acción ya, los que esperas algo para contestar y los que no hay prisa.

Si tienes correos “chorras” de esos que se contestan en un minuto ¡hazlo ya! Quítatelo de encima lo antes posible.
El tener respuestas predefinidas para contestar o enviar emails es supercómodo, así no tienes que estar escribiendo lo mismo una y otra vez, hazte varias según tus necesidades y ahorrarás tiempo.

• Comunícate bien, el resultado puede ser exponencial
Por último, sé conciso en tus comunicaciones, que no tengas que estar enviando mil emails para aclararte con alguien, al grano y sintetizado que además no nos gusta leer la última versión de Ana Karenina en un email.

Y cuida el asunto, que sea lo más preciso posible por si lo quieres encontrar otro día haciendo búsquedas y es de ayuda para quien lo recibe, hay que cuidar los hilos de conversación o la información se pierde y luego es un lío.

5. Dieta de ladrones de tiempo, el reto de mantenerlos a raya

Sobre esto… ¡Ponte a dieta pero ya! Lo digo a media sonrisa pero muy en serio, te quita el tiempo y concentración de una manera que ni te lo puedes creer.

El tener miles de pestañas abiertas y entre ellas tener Facebook y sus amigos es un aram letal, el voy a mirar un momento se convierte en un scroll parecido a cuando eras becario haciendo fotocopias, al cabo de un rato no sabes ni en que planeta vives…

Piensa que todas las pequeñas distracciones de “es un minuto” minan tu concentración, se tarda una media de 10 minutos en alcanzar un buen nivel de concentración, no lo tires a la borda por ir a chafardear un momento.

Los consejos son que silencies el móvil y las alertas en esos ratos que necesitas tu mayor concentración, como por ejemplo antes de mirar tu correo electrónico, que será justo cuando estés más receptivo y con mayor capacidad por ser las primeras horas del día.

En general yo silencio todo y lo enciendo cuando quiero/puedo, ya que así estoy realmente con toda mi atención y con ganas en ello, y no de refilón que luego además se te olvida responder o no te acabas de enterar, mejor poner foco y corazón en las cosas, siempre.

Porque además dicen que “así como haces las pequeñas cosas lo haces todo” duro, eh?

Identifica tus tareas rutinarias diarias que te quitan el tiempo. Parece que no pero hay unas cuantas, investiga un poco, son aquellas que haces para no hacer lo que tienes que hacer, pero como “haces algo” ya te sientes “bien”, pero al final del día es mentira…

Esto me recuerda a un encargado que tenía cuando trabajé hace mil años en un restaurante en Londres (aquellos maravillosos años), no paraba de caminar arriba y abajo, hasta que me di cuenta que no hacía nada, parecía que trabajaba muchísimo porque no paraba quieto pero solo la liaba en el comedor, no se enteraba de nada, como un pollo sin cabeza.

Así que empieza a ser consciente y a contarte verdades, además de tiempo te ahorrarás dinero y disgustos.

¿Preparada parara tomar al menos 3 acciones y ponerlas en práctica? Adelante, repite estas acciones elegidas al menos 1 mes para que formen parte de ti y se dueña de tu tiempo. Sigue adquiriendo habilidades hasta ser una Jedi, el secreto es repetir y replicar aquello que deseas hasta que tú misma seas quien deseas 🙂