Últimamente estoy estudiando mucho sobre dinero y abundancia, haciendo cursos, leyendo libros y pronto asistiré a un seminario muy interesante del cuál os hablaré muy pronto, estoy super emocionada.

El tema del dinero es un tema muy interesante y creo que todos deberíamos saber más sobre ello, siempre ha sido un poco tabú y no se habla mucho sobre él, no al menos en términos de cómo gestionarlo, inversiones, mentalidad, energía, etc.

Imagino que no es casualidad que en la escuela no te enseñen absolutamente nada al respecto, ni tan solo como llevar las cuentas en tu casa, a cómo ahorrar o a invertir. Lo mismo sucede en temas de gestión emocional, hace 15 años hablabas de esto y te tomaban por un yerbas.

El dinero es energía, fluir es su estado natural

La energía ni se crea ni se destruye, imagino que te sonará esta frase de física que estudiamos en el cole, la energía se transforma y esa es la gran maravilla.

Esta frase me impactó muchísimo de pequeña, que algo no se pudiera destruir y que se transformara me dejó maravillada y la física fue una de mis asignaturas preferidas durante algún tiempo, pero ahora me tiene más fascinada todavía, sobre todo la física cuántica.

El dinero es energía porque fluye constantemente, va de manos en manos, se compra y se vende, se presta y se regala. Su razón de ser es ser una moneda de cambio y el intercambio es crecimiento.

A través del dinero la riqueza fluye, se crean y se realizan proyectos, ilusiones… y por lo tanto el dinero es un medio para realizar multitud de cosas, se transforma y nos enriquece a todos en la medida que se utiliza y que sigue en circulación.

Observa tu vida y tu bolsillo, toma consciencia

Según la física cuántica nada es sólido, según he leído estamos hechos de energía en un 99.9% y un 0.01% de materia, por lo tanto todos estamos hechos de energía en pura esencia.

Además, los físicos han probado que los pensamientos que crean emociones son la energía que crea tu realidad, es decir, te conviertes en lo que piensas con más frecuencia y con mayor intensidad.

Tu vida se convierte en lo que has imaginado y en lo que has creído, así que debemos hacernos cargo de nuestras creencias subconscientes, que al fin y al cabo son las que nos gobiernan. Sino sabes qué tienes en tu subconsciente hecha un vistazo a tu alrededor.

Además, piensa que el 90% de nuestra vida es dirigida por nuestro subconsciente y por ello es tan importante traer al consciente todas aquellas creencias que puedas y que te impiden llegar a tus objetivos. Para ello debes estar muy alerta, vigilar tus patrones y tu realidad para más tarde realizar cambios, ya que la energía se transforma así que habrá que transformar aquella energía de tus viejas creencias a las nuevas.

El mundo que ves es realmente tu espejo, permitiéndote experimentar en el plano físico lo que mantienes en tu mente como tu verdad, así que es cuestión de observarte a ti mismo y cambiar o transformar en ti aquello que no te gusta en el exterior.
Por otro lado, el arte de la observación tiene un papel crucial en este asunto, cuando un observador está presente es el causante de aquello que está ahí exista, no existe nada en absoluto sin un observador.

Por lo tanto, tu atención y tu observación son la causa de todo lo que existe en tu vida, por ello hablábamos antes de que la vida es un espejo, tú mismo creas tu propia realidad, según nos enseña la física cuántica.

De esta forma, creo que vamos a tener que prestar mucha más atención en lo que pensamos y en lo que nos pone la piel de gallina, todo lo que piensas y de forma intensa ya lo ves, lo acabarás creando en tu vida.

La pregunta es, ¿qué deseas en tu vida, miedo y escasez o alegría y abundancia?, piensa dos veces en lo que vas a pensar entonces, sé dueño de tus pensamientos o ellos dirigirán tu vida según tu subconsciente.

Hay diversas técnicas de observación y de cambio de creencias, tan sólo debes investigar cuál te funciona mejor y es más rápida para ti. En otro artículo hablaremos sobre alguna de ellas para que puedas escoger el atajo que más te guste para realizar cambios en tu vida.

Tu creas tu propia vida y tu abundancia, cambia.

Ahora intenta hacer memoria y haz una lista de los pensamientos que tienes sobre el dinero y la gente rica, todo aquello que solías oír en casa, en la tele, por todos lados vamos: el dinero solo trae problemas, si tiene tanto dinero algo malo habrá hecho, el dinero lo ganarás con el sudor de tu frente, el dinero vuela, igual que entra sale, lo puede hacer porque tiene dinero, etc.

Todo esto queda grabado de forma subconsciente en tu mente, y aunque tú ahora quieras tener más dinero y lo veas de forma positiva, indaga un poco en cómo te sientes cuando oyes estas frases y hasta qué punto crees que pueden estar dirigiendo un poco o mucho tu vida.

Ahora volvamos al tema de la engería, si somos energía y estamos enviando la emoción que el dinero es malo o un problema, ¿tú qué crees que te pasará respecto al dinero?, pues sencillo, el universo o campo cuántico te obedecerá. Harás acciones sin darte cuenta para no tener ni un duro o tendrás un tope económico del cual no podrás pasar.

Y pensarás, bueno hay gente que tiene un golpe de suerte o le toca la lotería, pero por si no lo sabes que tras un periodo de tiempo esas personas vuelven a estar en la misma situación económica, o incluso peor que antes del golpe de suerte.

Otra creencia bien lastrosa es que si yo tengo dinero eso quiere decir que el otro no lo tiene, como ves es totalmente absurdo, El dinero no se acaba, en realidad el dinero físico ni existe, y tal y como hace nuestra energía va y viene, transforma vidas y situaciones , y mientras esté en movimiento todos ganamos.

Es muy importante trabajar sobre nuestras creencias relacionadas con el dinero para poder liberarlas y dejar que la energía realmente fluya y nos traiga mayor abundancia a todos.

Además, nuestra relación con el dinero es como cualquier otra relación, debes cuidarla y no puedes ahogarla, estancarla o intentar retenerla solo para ti, tienes que dejarlo libre y en movimiento para que cree felicidad, se expanda, sino ya sabes qué pasa con el agua estancada…

Crea abundancia sintiéndote tú mismo abundante primero

La abundancia que hay en tu vida es una respuesta a tu vibración, ya que tus creencias forman parte de ella, así que si esperas a que haya abundancia en tu vida para sentirla es muy probable que no llegue a pasar, y si llega volverá a desaparecer en un pim pam.

Es mucho más apropiado que en vez de pensar en “ganar dinero “pienses en que el dinero fluya a través tuyo, ya que así lo disfrutarás tú y los que estén alrededor tuyo, dejas que siga su curso y tu pensamiento relacionado será mucho más completo y con mayor vibración.

En mi experiencia, cada vez que me he sentido abundante en mi vida todo ha ido mejorando a medida que además iba dando las gracias por ello, sentirlo y agradecerlo como si ya lo tuvieras es la clave y actuar como si ya estuviera ahí.

Hace unos años, en medio de una crisis y estando sin trabajo, quería irme a Indonesia a mochilear con un par de amigos. En aquel momento era básicamente imposible pero se me metió en la cabeza, y aunque no sabía cómo, yo estaba convencida que me iría con ellos y cada vez que lo decía mi cuerpo se trasladaba allí, disfrutando de las playas y de aventuras. Dos meses después estaba allí y fue uno de mis mejores viajes, lleno de magia. Cuando volví encontré trabajo, otra cosa que solía repetir durante el viaje y de la cual estaba convencida que pasaría para no amargarme el viaje.

A todo esto, tal y como cuentan, no hay que aferrarse a que suceda ya, los cambios suceden a su debido tiempo, la paciencia es la madre de la ciencia, no hay que ponerse nervioso porque todavía no ha dado señales de vida, solo vemos la superficie de la realidad pero el suelo fértil está lleno de raices y la vida llena de magia. Simplemente hay que tener fe o convicción y seguir tu vida, si pasa bien y sino algo mejor está por pasar.